El Gobierno central ha aprobado el Real-Decreto ley que facilitará instalar 60.000 MW de potencia renovable en diez años. Estiman que este impulso atraiga inversiones por más de 90.000 millones de euros, y que genere entre 107.000 y 135.000 empleos netos al año. Para lograrlo, el Ejecutivo regula las subastas y aporta garantías para los proyectos renovables firmes. El objetivo es ordenar los permisos por su viabilidad y solidez para favorecer el despliegue de energías limpias y evitar la especulación. Así se permitirá que el 74% de la electricidad en España sea renovable en 2030 y alcanzar el cien por cien antes de 2050.

Leer más