Garantizar el acceso a la educación a toda la población es fundamental para preservar la igualdad de oportunidades a pesar de las diferencias económicas, de origen o cualquier condicionante que aleje al individuo de la igualdad real. Para conservar este derecho universal, la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha incluido como reto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) la ‘Educación de Calidad’: garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos. Para la organización mundial, la educación es clave para poder alcanzar otros objetivos de desarrollo sostenible. «Cuando las personas pueden acceder a una educación de calidad, pueden escapar del ciclo de la pobreza», destacan. Por consiguiente, prosiguen, «la educación contribuye a reducir las desigualdades y a lograr la igualdad de género».

Leer más