Las ciudades van a jugar un papel fundamental en la transición energética. Es vital que éstas modifiquen sus planteamientos para facilitar una vida sostenible al ciudadano. Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización Mundial de Naciones Unidas (ONU) figura esta necesidad. La ONU adelanta que cada vez más personas vivirán en entornos urbanosLos expertos prevén que el 60% de la población mundial residirá en urbes en 2030. Las ciudades son las principales generadoras de economía, pero como contrapartida, también son principales emisoras de carbono, cerca del 70% del total. A ello se suma, un empeoramiento de la contaminación del aire y del crecimiento urbano incontrolado. La rápida urbanización ha dado como resultado un número creciente de habitantes en barrios pobres, infraestructuras y servicios inadecuados y sobrecargados como la recogida de residuos y los sistemas de agua y saneamiento, carreteras y transporte, explica la organización mundial. Leer más